Estas aquí
Home > Quien es Quien > Pablo Gallart, Director Financiero de Ribera Salud: «La sanidad pública no va a poder sostener la calidad asistencial»

Pablo Gallart, Director Financiero de Ribera Salud: «La sanidad pública no va a poder sostener la calidad asistencial»

Pablo Gallart asegura que los conciertos de gestión privada se van a multiplicar en los próximos años.


La sanidad representa la mayor partida de gasto en los presupuestos públicos. Ribera Salud es una empresa valenciana pionera en el modelo mixto de gestión sanitaria, el conocido como ‘modelo Alzira’. Su director financiero, Pablo Gallart, defiende que puede prestar la asistencia sanitaria con el mismo nivel de calidad, pero con un coste un 25% menor para la administración pública.

Ribera Salud está asentada en la Comunitat y Madrid, ¿cuáles son sus planes de expansión?

El mercado se está moviendo mucho porque las comunidades están planteando implantar el modelo Alzira para contener el déficit. Lo bueno de estas formulas es que suponen una reducción en el coste del 25% para la administración. Si nosotros gestionamos la prestación sanitaria de un millón de habitantes, le estamos ahorrando alrededor de 250 millones de euros al año a la administración. Las comunidades de Madrid y Valencia son dos ejemplos perfectos donde ya se ha probado la calidad asistencial y los índices de satisfacción de los usuarios.

La estrategia por tanto pasa por crecer en otras regiones…
-Estaremos atentos a todas las oportunidades que se presenten, siempre que sean viables.

Por ejemplo, Castilla-La Mancha ya anunciado que se plantea privatizar la gestión de cuatro centros….
-Lo vamos a estudiar porque es interesante para nosotros, aunque está por definir, ya que se trata de centros que ya están en marcha. Están viendo si se paga un canon de inicio por la obra que ya está terminada o se distribuye el canon a lo largo de la concesión.

¿Cómo se posicionan los operadores ante el despegue del sector?
-Hay bastantes operadores. Cuanta más diversidad, mejor; nos sentimos más cómodos cuando hay mas jugadores.

En el caso de la Comunitat, ¿prevé que se privaticen más centros?
-En la Comunitat y en toda España se van a construir menos hospitales, pero va a haber mejoras de gestión con la externalización de los centros que ahora son públicos para que el coste del servicio sea menor. Las administraciones van a insistir en hacer ‘modelo Alzira’ optimizando secciones de la actividad sanitaria. Hay recorrido, por ejemplo, en cuestiones como la centralización del servicio de laboratorio. Nosotros ya lo hacemos en Madrid con un coste de 16 euros por habitante, la mitad de lo que le costaría a la administración, 38 euros; le estamos ahorrando un millón al año.

¿En la Comunitat se va a aplicar alguna medida de ese tipo?
-No hay nada anunciado, pero por lógica económica deberían adoptarse. Cuando los recursos son escasos, es obligación de todos optimizarlos. Creo que la administración está asumiendo ese mensaje y va a proliferar mucho el modelo.

¿Ustedes tienen dificultades para financiarse?
-No hay financiación real para proyectos. Hay pocos financiadores y éstos se unen para presentar una oferta única con condiciones muy duras. Es un monopolio.

¿Tienen alternativas?
-Sí, mediante alianzas con proveedores, para que ayuden a financiar la inversión inicial.

Las dificultades de financiación, ¿repercuten en el precio?
-Si la financiación es cara, eso repercute en el servicio. Nuestro negocio consiste en recibir una concesión para 15 ó 20 años. A partir de ahí tienes que invertir entre 100 y 130 millones de euros en construir un hospital y equiparlo antes de comenzar la actividad. Si la financiación se encarece, es lógico que se encarezca la prestación.

Ustedes cobran de la administración, ¿tienen problemas de morosidad?
-De vez en cuando se produce algún retraso, pero no tenemos una queja profunda. No estamos excesivamente mal.

El modelo público de sanidad actual, ¿es viable?
-Es insostenible. Hay que racionalizar mucho el gasto, tomar medidas correctoras y mantener la calidad asistencial porque supone un coste muy importante que difícilmente podrá sostenerse tal y como está ahora.

¿Qué medidas?
-Utilizar centrales de compras, buscar sinergias entre hospitales o compartir servicios. Por ejemplo, nuestros hospitales de Elche y Torrevieja tienen una central de llamadas única y un departamento de facturación centralizado. Es obligatorio para la administración ofrecer al sector privado aquello que éste sea capaz de hacer al menos con la misma calidad, pero a menor coste. No hay que ser catastrofista con las privatizaciones, se trata de optimizar.

¿Qué opina del copago?
-No nos gusta nada. Ya se pagan suficientes impuestos. El copago aumenta los ingresos, pero no persigue reducir el gasto. Si no se aumenta la eficiencia se engaña al ciudadano porque los costes seguirán subiendo.

¿Existe un mal uso de los servicios?
-Sí, pero a los ciudadanos se les puede educar de muchas formas. Por ejemplo, nosotros tenemos en algunos de nuestros centros pantallas con los tiempos de espera que se producen en cada centro. Así, para las patologías que no requieren asistencia hospitalaria, los ciudadanos saben que hubieran ahorrado tiempo si hubieran ido al centro de salud.

Si ustedes lo pueden hacer, ¿por qué no lo hace la administración?
-La iniciativa privada es más ágil. Nuestros médicos se forman en las mismas universidades, pero el sector privado es más flexible para lograr más productividad. El sector público remunera al profesional independientemente de la actividad que haga, de que lo haga bien o mal e incluso aunque no vaya a trabajar. La empresa privada incentiva más a los trabajadores que más aportan a la organización en calidad y cantidad.

Fuente: Grupo RiberaSalud

Deja un comentario

Top