Estas aquí
Home > Es noticia > Consumo aconseja un uso responsable de los petardos en las fiestas de Fallas y Magdalena

Consumo aconseja un uso responsable de los petardos en las fiestas de Fallas y Magdalena

La Conselleria de Economía, Industria y Comercio aconseja que se haga un uso responsable de los petardos en las próximas fiestas de Fallas y en las fiestas de la Magdalena que se están celebrando en Castellón, así como que se extremen las precauciones en la venta y uso de material pirotécnico.

Por ello, ha puesto a disposición de los consumidores y usuarios un listado de consejos sobre el uso responsable de artificios pirotécnicos así como la normativa vigente al respecto, que puede consultarse a través de su página web (http://www.indi.gva.es/portal/opencms/es/Consumo/). Esta información también está disponible en las OMIC de la Comunitat Valenciana.

La directora general de Comercio y Consumo, Silvia Ordiñaga, ha resaltado “la importancia de que los adultos se muestren especialmente vigilantes con la utilización de material pirotécnico por parte de los niños, ya que es responsabilidad de los padres educar a los menores de edad para que hagan un uso responsable y seguro de estos productos. Así, los más pequeños deben usar exclusivamente los productos autorizados para su edad y siempre en presencia y bajo la vigilancia de una persona adulta”.

Silvia Ordiñaga ha destacado “la importancia de que, tanto las empresas como los usuarios, cumplan la normativa y consejos en el uso de este tipo de productos para prevenir y evitar cualquier tipo de incidente relacionado con un mal uso del material pirotécnico”.

Ordiñaga considera necesaria “la difusión de medidas de prevención puesto que el material pirotécnico no sólo es utilizado por profesionales sino también por adultos y niños”.

Precauciones especiales

Los petardos se dividen en tres categorías según la edad: Categoría I (edad mínima de uso 12 años); Categoría II (edad mínima 16 años) y Categoría III (edad mínima 18 años). En este sentido, la normativa prohíbe la venta y adquisición de petardos a menores de 12 años.

Todos los establecimientos que vendan material pirotécnico deberán haber obtenido previamente la correspondiente autorización administrativa por parte de las Subdelegaciones del Gobierno y del ayuntamiento correspondiente.

Desde la Dirección General de Comercio y Consumo se recomienda que se deberá almacenar este material en locales debidamente autorizados sin superar los pesos máximos establecidos, disponiendo de una instalación eléctrica estanca y extintores, manteniéndolos fuera del alcance del público, sin que las muestras en exposición tengan carga, y que el almacén en el que se encuentran reúna las condiciones adecuadas.

Además de las precauciones en la venta y almacenamiento, es indispensable comprobar el etiquetado de los envases para conocer a qué clase pertenecen.

Por otro lado, hay que asegurarse de que los productos comprados se encuentren en perfecto estado sin que aparezcan signos de deterioro y respetar en todo momento las instrucciones que aparecen en el etiquetado. Para prevenir posibles daños, no hay que extraer su contenido ni manipular sus componentes. Tampoco es recomendable guardarlos en los bolsillos, ni llevar mucha cantidad.

Uso adecuado

La Dirección General de Comercio y Consumo recuerda que, al utilizar un artefacto pirotécnico, hay que dejar suficiente espacio alrededor y evitar su empleo en aglomeraciones. Sólo se pueden disparar petardos en las zonas delimitadas para ello y marcadas como zona de fuegos.

Los petardos nunca se deben encender aguantándolos con las manos si no que deben colocarlos en el suelo y lejos de la cara y las manos para evitar cualquier riesgo de quemaduras.

El material pirotécnico debemos encenderlo por el extremo de la mecha para que nos de tiempo a retirarnos, ya que suelen tardar entre 6 y 12 segundos en prenderse.

Los petardos no se deben disparar contra personas o animales, ni en zonas donde haya vegetación o líquidos inflamables. Tampoco debemos encenderlos dentro de botellas, latas, contenedores o papeleras porque al explotar pueden producir metralla.

Si un petardo no enciende bien, no debemos tocarlo ni recogerlo. Y nunca debemos coger restos que hayan quedado de otros artificios.

En caso de quemaduras, es conveniente lavar la superficie afectada con agua fría para limpiar y calmar el dolor y no aplicar ningún tipo de pomada u otro producto. Después se debe envolver la quemadura con un paño limpio y acudir al centro de salud más cercano.

Deja un comentario

Top