Estas aquí
Home > Empresas > Cómo afecta el BOTOX® a nuestra forma de vivir

Cómo afecta el BOTOX® a nuestra forma de vivir

Método Reabel, belleza con base médica de la Dr. Mariela Barroso

envejecimiento de los tejidos es un proceso imparable que resulta como consecuencia de la acción del tiempo. Llamado también senectud, es éste quizás el proceso más multifactorial y diverso que existe, ya que cada célula envejece de manera diferente.

El envejecimiento se produce de forma progresiva desde que nacemos y se prolonga hasta nuestra muerte. Genéticamente está determinado hasta qué edad vamos a vivir sin grandes cambios degenerativos en el organismo. No obstante, dicho cronograma puede ser modificado por el ambiente, con lo que se adelanta o retrasa el proceso. Por lo que podemos decir que el envejecimiento viene a ser la consecuencia del tiempo vivido y de la forma de vivirlo.

El decaimiento físico afecta a distintas estructuras y en diversos grados, con el agravante de que las alteraciones de los tejidos se producen de manera silente y entrañan una disminución gradual de las capacidades del individuo. De ahí que sea necesario observar los signos de alarma para proceder a tratar las zonas donde el deterioro se ha hecho más visible.

Las causas del envejecimiento cutáneo han preocupado continuamente a los científicos y continúan en la actualidad bajo estudio. Como ya hemos dicho, en ello inciden diversos factores tanto genéticos como internos y externos que es necesario conocer e investigar mediante un interrogatorio y examen médico cuidadoso de la paciente.

El tratamiento anti-envejecimiento puede ser preventivo o paliativo. Los signos visibles del envejecimiento de la piel se hallan representados esencialmente por la aparición de líneas, arrugas y surcos, debidas entre otras causas al aumento del tono muscular de ciertas zonas del rostro al gesticular. Los tres signos típicos del envejecimiento facial son:

– Líneas estáticas: Comienzan a formarse alrededor de la boca y la nariz cerca de los 20 años.

– Líneas dinámicas o arrugas de expresión: como su nombre indica, son las derivadas del movimiento de los músculos faciales de la expresión, se localizan sobre todo en la parte superior del rostro. Comienzan a aparecer alrededor de los 30 años.

– Líneas gravitatorias: son aquellas que aparecen como consecuencia de la acción de la gravedad sobre los tejidos. Predominan en la parte inferior del rostro. Surgen a partir de los 40 años.

Dentro de las líneas dinámicas o arrugas de expresión, el tono muscular es de vital importancia. Las líneas de expresión que primero comienzan a marcarse son las líneas derivadas de la expresión, especialmente en el tercio superior del rostro, como lo son las arrugas del ángulo externo del orbicular de los ojos. Son las famosas “patas de gallo” las cuales se acentúan al reír. También están las arrugas horizontales de la frente y las arrugas inter-ciliares que forman pliegues en el entrecejo.

Estudiando la anatomía de la paciente y teniendo en cuenta los tres signos del envejecimiento facial, podemos hacernos una idea de cómo lograr un resultado estético óptimo.

En el tratamiento contra el envejecimiento, se deben seguir varios pasos, generalmente se establece un tratamiento de tipo preventivo, al que posteriormente se le irán introduciendo modificaciones, en función de las necesidades de la paciente. El tratamiento preventivo tiene como objetivo corregir la deshidratación y descamación, evitar o disminuir las manchas cutáneas, regenerar la epidermis y prevenir la formación de arrugas. Una adecuada rutina de cuidado y protección facial se hace indispensable para el logro de estos objetivos.

Los primeros signos de envejecimiento son el aspecto cansado y ajado de la piel, unido al aumento de las líneas de expresión en la frente, el entrecejo y alrededor de los ojos. La aparición de estos signos representa un grito de auxilio de nuestra piel, la cual nos hace saber así que demanda de ayuda especializada y oportuna, por parte del médico. De lo contrario, el proceso de envejecimiento prematuro o la senilidad de la piel, podría convertirse en algo irreversible, requiriendo medidas más agresivas para su corrección, como es el caso de la cirugía plástica.

La edad ideal para dar inicio al tratamiento de las arrugas de expresión o líneas dinámicas es alrededor de los 35 a 40 años, momento en la cual son poco profundas y marcadas.

La Medicina Estética cuenta dentro de sus recursos terapéuticos con el Botox ® para el tratamiento de este tipo de afección, siendo su aplicación una solución no invasiva, diseñada para devolver la frescura al rostro, sin alteración de los rasgos faciales. Esto permite recuperar una imagen natural y saludable, de una manera efectiva, segura y asequible.

La Toxina Botulínica tipo A, conocida generalmente por uno de sus nombres comerciales, el de Botox ®, tiene la capacidad de producir una relajación localizada del músculo. El procedimiento consiste en aplicar cantidades minúsculas del producto en la porción del músculo cuya actividad es excesiva, para relajar y, de esta manera, prevenir la aparición de arrugas, o bien para suavizar las arrugas ya existentes.

El tratamiento no es doloroso, ya que se aplica una cantidad muy pequeña, con una aguja muy fina. Tampoco interrumpe el ritmo de vida de la paciente, por cuanto no es necesario tomarse un día libre para la aplicación.

La Toxina Botulínica Tipo A (Botox ®, Vistabel ®) se utiliza desde hace casi 17 años y su seguridad y eficacia han sido comprobadas ampliamente.

Una vez seleccionada la zona a tratar y aplicado el producto, los efectos aparecerán de forma gradual en el transcurso de 3 a 10 días, con lo que la paciente comenzará a tener un aspecto más lozano, dulce y relajado. Le habrá ganado una partida al envejecimiento.

Si desea más información, utilice nuestro formulario online aquí, sin ningún compromiso.

Puede beneficiarse de la siguiente oferta hasta el 31 de marzo.

Para España contacte aquí.
Para Venezuela contacte en el siguiente enlace aquí.
Indicar en el asunto SUPER PROMOCION BOTOX.

Autora: Doctora Mariela Barroso Vásquez, Directora Médica del Método Reabel ®
Método Reabel ®, belleza con base médica

Consulta Dra. Mariela Barroso
España
c/ Fernando el Católico, 23
28015 Madrid
Tel.: + 34 912 755 014
Móvil: + 34 663 863 678

Venezuela
Urb. La Alegría, c/150, N° 100-223
2001 Valencia
Tel.: + 58 241 825 53 39
Móvil: + 58 414 421 84 84

Email: info@metodoreabel.com
Blog: http://metodoreabel.blogspot.com
Web: www.metodoreabel.com

El MÉTODO REABEL ®, belleza con base médica, es un protocolo médico diseñado para abordar en forma lo más natural las afecciones en la Salud Estética de la mujer. Una manera profesional de ayudar a la mujer a mejorar su salud estética, de forma lo menos invasiva posible y asegurando la viabilidad y el éxito de los tratamientos.

Divulgación a cargo de Markarte, agencia de marketing y comunicación (www.markarte.net).

 

Deja un comentario

Top