Estas aquí
Home > Empresas > La Comunitat ahorrará el equivalente al consumo eléctrico de 1.300 familias gracias al Plan Renove de Calderas

La Comunitat ahorrará el equivalente al consumo eléctrico de 1.300 familias gracias al Plan Renove de Calderas

El Plan Renove de Calderas 2011-2012 promovido por la Conselleria de Economía, Industria y Comercio ha permitido la sustitución de un total 2.409 calderas, lo que permitirá un ahorro energético cada año equivalente al consumo eléctrico de 1.300 familias.

El director general de Energía, Antonio Cejalvo, ha explicado que este plan “se enmarca dentro de las actuaciones que está desarrollando la Agencia Valenciana de la Energía con el objetivo de reducir el consumo energética en todos los sectores y así reducir la factura energética de la Comunitat”. 

“Para lograr un mayor ahorro energético en el sector residencial estamos facilitando, mediante incentivos al consumidor, la renovación del equipamiento del hogar por equipos de alta eficiencia energética, que consumen mucha menos energía”, ha explicado.

Según los datos de AVEN, esta edición del Plan Renove de Calderas Domésticas ha promovido una inversión en los establecimientos comerciales de la Comunitat de 5,42 millones de euros.

Más de 7.600 calderas sustituidas desde 2008 

Desde la primera edición del Plan Renove de Calderas, en 2008, se han sustituido 7.625 calderas por otras de menor consumo energético, logrando así un ahorro anual de 15.079.856 kilovatios por hora, el equivalente al consumo eléctrico de 39.000 familias. Asimismo, gracias a esta reducción del consumo energético se dejan de emitir 3.622 toneladas de CO2 a la atmósfera.

El plan, que se incluye en el Programa Ahorra con Energía, otorga una ayuda de 500 euros al adquirir una caldera de condensación de gas natural o GLP, de 400 euros para la sustitución de calderas de gasoil por otras de gasoil de alta eficiencia y de 250 euros para las de gas natural de alta eficiencia energética.

El objetivo es la renovación de las calderas de calefacción y agua caliente actuales por otras de alta eficiencia energética, lo que supondrá una reducción del consumo energético y evitar la emisión de más de 2.000 kg de CO2 por caldera al año.

El ahorro que puede obtenerse por el cambio de una caldera actual por una de condensación para una vivienda de 100 metros cuadrados en un municipio del interior de la Comunitat asciende a 310 euros al año, es decir, un ahorro de hasta un 22% del consumo energético.

Deja un comentario

Top