Estas aquí
Home > Empresas > Sevilla acoge la presentación oficial de la exposición “Templo de Abu Simbel”, coincidiendo con el Festival del Sol

Sevilla acoge la presentación oficial de la exposición “Templo de Abu Simbel”, coincidiendo con el Festival del Sol

Exposicion Abu SimbelEl día 20 de febrero, se celebrará en Sevilla la ceremonia de presentación oficial de la exposición “TEMPLO DE ABU SIMBEL. El tesoro de los faraones”  coincidiendo con el Festival del Sol, que tiene lugar el día 22 de febrero en el aniversario de la ascensión al trono de Ramsés II.

La muestra, que recoge una reproducción a escala reducida del famoso templo egipcio mandado construir por Ramsés II en el año 1248 a.C., estará disponible hasta el día 4 de mayo en el Pabellón de la Navegación situado en la capital andaluza.

Al evento asistirá Mohamed Mohsen Ismael, director de la Oficina de Turismo de Egipto en España, que dará a conocer cómo es el templo de Abu Simbel.

El objetivo de esta presentación, que también contará con la presencia de los medios de comunicación, es la promoción de la exposición, organizada por el artesano egipcio recreador de la misma Hany Mostafa y expuesta ya en ciudades de Portugal como Óbidos, Oporto y Peniche, y próximamente, en Francia y Reino Unido.

La exposición consta de tres salas: una fachada con cuatro estatuas que representan a Ramsés II, dos cámaras que recrean las del templo original y el Santuario. El realismo del templo se consigue por la recreación detallada de sus pinturas y la dimensión de su arquitectura.

El Festival del Sol

Ramsés II mandó construir el templo de Abu Simbel para que la cámara interna se iluminara dos veces al año: una vez en el aniversario de su ascensión al trono (sobre el día 22 de febrero), y otra, el día de su cumpleaños (en octubre, también sobre el 22).

Al amanecer, tal y como dicta la tradición, la multitud se reúne en el templo para observar el inigualable espectáculo de luz que ocurre cuando los rayos del Sol penetran a través de la piedra de la construcción, iluminando las colosales estatuas de Ramsés II y de los dos dioses del Sol: Ra y Amón. Tan sólo la figura de Ptah –el dios de las sombras– permanece en tinieblas en esta fecha tan señalada.

Durante el resto del año, Abu Simbel se mantiene en absoluta oscuridad, un extraño fenómeno cuidadosamente pensado para ofrecer esta compleja exhibición arquitectónica bianual, y que demuestra, una vez más, el ingenio y maestría de los arquitectos del antiguo Egipto.

Deja un comentario

Top