Estas aquí
Home > Empresas > Los múltiples aspectos de la arquitectura: mucho más que “sólo” construir

Los múltiples aspectos de la arquitectura: mucho más que “sólo” construir

Cuando pensamos en la arquitectura, inmediatamente nos vienen a la mente construcciones maravillosas, impactantes y duraderas, hechas a lo largo de la historia por los grandes nombres (desde Imhotep en Egipto, pasando por Leon Battista Alberti en el Renacimiento, Le Corbusier a principios del siglo XX y hasta llegar a los “arquisitar” del momento, como lo fue Zaha Hadid o como lo son Jean Nouvel, Frank Gehry, Renzo Piano y Tadao Ando). Pero nos olvidamos un importante detalle: los arquitectos no sólo proyectan todo tipo de construcciones, sino que también se encargan de otros muchos aspectos que son tan importantes y necesarios como la proyección en sí, como pueden ser las obras para la administración pública, la realización de certificados y tasaciones y una multiplicidad de servicios relacionados con el mundo de la construcción.

 

Este es el caso por ejemplo de Som Arquitectura, un grupo multidisciplinar de profesionales -arquitectos, arquitectos técnicos e ingenieros- que trabajan en equipo ocupándose de tareas tales como proyecto y dirección de obra, licitaciones, mediciones, presupuestos, informes, certificados, proyectos de actividad y la lista sigue.

 

Por ejemplo, entre las tareas que desarrolla esta empresa se encuentra la realización del Informe de Evaluación del Edificio (IEE)– ¿De qué se trata? Pues es un tipo de documento en el que se acredita el estado de un edificio. Este tipo de informes son obligatorios en algunos casos, por ejemplo para aquellos propietarios de inmuebles de vivienda colectiva con más de 50 años de antigüedad, o en aquellos edificios que quieran solicitar ayudas públicas para obras de rehabilitación.

Para realizar este tipo de informes, se aborda la tarea en torno a tres aspectos fundamentales:

  • El estado de conservación del inmueble (abarcando elementos constructivos e instalaciones)
  • La eficiencia energética.
  • La accesibilidad del edificio.

Es decir, los técnicos harán una inspección integral del edificio, teniendo en cuenta tanto los elementos constructivos como las instalaciones. Es importante tener en cuenta además de la tipología del edificio, sus dimensiones y características de su entorno, las posibles lesiones, humedades, y grietas así como los contadores de agua y la electricidad, además de realizar una evaluación energética y las condiciones de accesibilidad del edificio.
El mantenimiento de edificios es otra de las tareas de las que se ocupan. En este caso,se trata de la supervisión de varios aspectos técnicos en aquellos casos en los que se necesitan realizar algún tipo de intervención. El mantenimiento es fundamental para alargar la vida útil de las instalaciones, evitar su deterioro y garantizar el confort, además de contribuir al cuidado del medio ambiente y por supuesto de ahorrar, ya que las instalaciones optimizadas evitan averías y reparaciones.
Los mantenimientos pueden ser tanto preventivos como correctivos. En el primer caso, se supervisan los distintos aspectos de la vivienda a fin de evitar futuros problemas, mientras que en el segundo se necesita intervenir pues el daño ya se ha producido. Allí el técnico deberá evaluar el tipo de daño y su alcance para proponer una solución.

El mantenimiento es un edificio es un aspecto muy importante y aunque costoso, es fundamental ya que siempre será más costosa una solución constructiva. Será competencia de la comunidad de propietarios prever las partidas presupuestarias adecuadas, además de mantener las piezas de los distintos acabados del edificio (por ejemplo pavimentos, rodapies, tejas, mecanismos, bombillas). También será fundamental llevar un libro de control de las distintas actuaciones que se van realizando en el edificio. Esto servirá para agilizar intervenciones futuras y ayudar a encontrar una mejor resolución. Y en el caso de edificios de obra nueva, es obligatorio la entrega del libro del edificio, en el cual se explican las distintas actuaciones a realizar en el edificio, en función de los materiales elegidos.

Los técnicos especializados, los arquitectos y los arquitectos técnicos serán los encargados de estudiar los distintos aspectos que atañen tanto a la estructura del edificio: la estructura existente, las  grietas, las juntas, el estado de la zona de cimentación); el estado de los ascensores, las zonas comunes (se revisan puertas, ventanas, suelos, paredes, techos, pinturas, buzones, portero electrónico, cuartos de limpieza), revisión del cuarto de los contadores, fachadas.

Un mantenimiento especializado del edificio debería también incluir la supervisión de salientes, tuberías externas, toldos, estructura y la detección de cualquier anomalía o riesgo para la seguridad y confort.
Es muy importante comprender que un adecuado mantenimiento tanto interno como externo permite alargar la vida útil del edificio, mejorar su estética, su habitabilidad, garantizar que esté de acuerdo con las normativas vigentes y que incluya todos los aspectos relacionados con las mejoras de la eficiencia energética. Por fortuna, es cada vez mayor la concienciación en este sentido, y la obligatoriedad de la calificación energética de los edificios es fundamental tanto para la rehabilitación como para fomentar la construcción de edificios eficientes.

Deja un comentario

Top