Estas aquí
Home > Salud > El Mejor Aumento de Pecho en Valencia: Cosas que debes saber antes de la cirugía

El Mejor Aumento de Pecho en Valencia: Cosas que debes saber antes de la cirugía

Los medios y las celebridades te dicen una cosa: los pechos grandes son atractivos y todos están impresionados por su apariencia. Pechos pequeños, cambios en tu busto después de amamantar o después de perder peso pueden dañar seriamente tu autoestima. Si estás considerando un cambio en el tamaño o forma de sus senos, no estás sola. El aumento de pecho es la cirugía plástica más popular en el mundo según la SECPRE (Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reconstructiva y Estética).

Tomar una decisión informada sobre la obtención de implantes mamarios es el primer paso para determinar si realmente necesitas el procedimiento. Cuanto más sepas sobre sus efectos secundarios, más segura y tranquila te sentirás sobre el gran cambio que tu cuerpo está por sufrir eligiendo el mejor aumento de pecho de Valencia.

La siguiente lista realizada por la Dra. Ester García y el Dr. Pietro Mulas de Plastic-Clinic.es en Valencia, incluye algunos de los hechos más importantes que discutir con tu cirujano plástico, una vez que decidas ir a una consulta. Tener más información y una expectativa clara sobre lo que viene a continuación te ayudará a controlar el estrés después de la operación y a disfrutar de tu nuevo aspecto.

 

Opciones de implantes de pecho

Aunque la silicona se ha convertido en sinónimo de implantes mamarios, tienes dos opciones para elegir cuando elijas hacerte un aumento de pecho: silicona y solución salina. Elegir uno u otro dependerá completamente de tus preferencias. Un buen cirujano te explicará las diferencias y te facilitará elegir entre los diferentes tipos de implantes.

Los implantes de silicona están muy extendidos porque ofrecen una apariencia más natural después del aumento. Están hechos de un “bolsillo” de silicona que está lleno de gel de silicona. Si eliges implantes de silicona, debes saber que el tamaño de la incisión dependerá del tamaño de los implantes.

Los implantes salinos están hechos de silicona y se llenan con solución salina. Estos implantes se colocan vacíos en la posición deseada y el cirujano los rellena según el tamaño preseleccionado. La incisión será más pequeña debido al hecho de que los implantes se introducen vacios en tu cuerpo. En el caso de fugas, tu cuerpo está a salvo porque la solución salina es similar a los fluidos corporales. Los implantes mamarios de solución salina son más firmes y se ven más antinaturales en comparación con la silicona.

 

¿Quieres dar el pecho en el futuro?

Tener implantes mamarios no impedirá tu capacidad para amamantar a un bebé. Los implantes se colocan debajo de la piel o debajo del músculo del pecho para mantener intactos los conductos de la leche.

Una de las posibilidades para colocar implantes consiste en una incisión en el pezón. Muchas mujeres prefieren las incisiones del pezón porque la cicatriz es más pequeña y se desvanece con el paso del tiempo. El procedimiento, sin embargo, puede afectar la sensibilidad del pezón. Si tu pezón no tiene sensibilidad, es posible que la leche no fluya cuando el bebé intente alimentarse.

Las mujeres con implantes mamarios tienen tres veces más probabilidades de tener problemas con la lactancia materna. Además, son más propensas a experimentar problemas como mastitis (inflamación del tejido mamario) y otras infecciones mamarias.

 

Prepárate para el dolor

La medicina moderna ha acelerado considerablemente la recuperación postquirúrgica y hay varios productos para el control del dolor que generalmente ofrecen excelentes resultados. El dolor experimentado después del aumento de senos es estrictamente individual, pero será mejor que estés preparada para ese dolor. Después de salir de la anestesia, tendrás que permanecer en tu cama durante unos días sin moverte demasiado. Tu cirujano también te recetará un analgésico que puedes tomar para disminuir el dolor.

Debes tomarte unos días libres para quedarte en casa y recuperarte después de la cirugía. Relájate en la cama y dale a tu cuerpo un tiempo para sanar. Considera usar ropa hecha de telas más sueltas y naturales. Estas no van a irritar el tejido en recuperación, lo que facilita bastante lidiar con el dolor.

 

mamografiasImplantes y exámenes de detección de cáncer de mama

Los chequeos regulares de mamografía son obligatorios para todas las mujeres porque esa es la única opción para la detección precoz del cáncer de mama. Si estás planeando una cirugía de aumento de senos, ten en cuenta que los implantes podrían interferir con la detección efectiva y “ocultar” bultos u otras anomalías. Tanto los implantes de silicona como los de solución salina evitan que los rayos X pasen a través del tejido, lo que hará que sea más difícil hacer un cribado efectivo aunque actualmente, los profesionales ya saben cómo manejarse con los pechos con implantes para una búsqueda completa.

 

El mantenimiento regular es imprescindible

Una vez que tengas los pechos más grandes, deberás realizarte exámenes regulares para detectar fugas y otras rupturas. Los implantes mamarios vienen con una garantía y tienen una gran elasticidad, pero no importa lo que hagas, seguirán siendo un objeto extraño que se coloca quirúrgicamente dentro del cuerpo.

El examen de imágenes por resonancia magnética (MRI) es la principal recomendación para las mujeres que tienen implantes. Las imágenes de resonancia magnética pueden encontrar roturas, fugas o rupturas que hacen que la solución salga del bolsillo. Los exámenes de MRI periódicos son vitales para mantener tus senos saludables. Además, esta tecnología de escaneo también es excelente para la detección de cáncer de mama.

 

El resultado final puede tardar en verse.

Además del dolor que sentirás después del aumento, lo más probable es que se hinche y tus senos se vean de cualquier forma menos atractivos y bonitos. Si te miras en el espejo unos días después de la cirugía, probablemente te decepcionará el resultado.

El tejido necesita algo de tiempo para recuperarse y ajustarse después del procedimiento invasivo. Dale a tu cuerpo un tiempo para sanar y verás que la forma de los senos cambia para mejor.

Día a día, comenzarás a notar cambios positivos, pero el resultado final se hará evidente en dos o tres meses. Considera tomar fotos diarias para seguir el progreso y ver cómo está cambiando tu cuerpo.

 

Está bien tocar tus nuevos pechos

Los implantes te harán sentir dolor al principio, pero está bien tocar los senos y familiarizarte con ellos. Al principio te sentirás rara. Ten en cuenta, sin embargo, que un masaje suave puede disminuir el dolor postoperatorio.

Pregúntale a tu médico si debes masajear tus senos o no. A veces, un masaje puede contribuir a una cicatriz permanente.

Tocar los senos es la manera más fácil de acostumbrarse a tu nuevo cuerpo. Siempre consulta con tu cirujano si tienes alguna preocupación sobre tus pechos, su textura o la sensación de la piel después del aumento.

 

Tamaño y forma: cómo afectan a tu salud

Los tres factores más importantes a tener en cuenta cuando eliges la forma y el tamaño son el tipo de cuerpo, la elasticidad de la piel y los cambios futuros que sufrirá tu cuerpo (embarazo, envejecimiento, fluctuaciones de peso).

Elegir el tamaño y la forma más apropiados de los implantes es crucial porque estos factores afectarán a tu apariencia y a tu salud. Cualquier persona que quiera subir un par de tallas tendrá que estar en excelente forma física. Haz ejercicios para fortalecer tu espalda y piensa en el peso que su cuerpo va a soportar.

Los pechos grandes en un cuerpo pequeño pueden contribuir a problemas de espalda y dolor en el hombro. Si tu médico te aconseja reducir su tamaño, es conveniente considerar esa recomendación.

 

Pérdida de Sensibilidad del pezón

La pérdida de la sensibilidad del pezón es común después de un aumento de senos. Sucede si se cortan los nervios durante una cirugía. Dependiendo de tu condición, la pérdida de sensibilidad puede durar de seis meses a año y medio. En raras ocasiones, la sensibilidad del pezón puede perderse por completo.

Una de las principales causas de los cambios en la sensibilidad del pezón es el tamaño del implante. Si es mucho más grande que su tamaño normal, puedes esperar pérdida de sensibilidad durante un cierto período de tiempo. Asegúrate de preguntarle a tu cirujano sobre la sensibilidad del pezón y lo que puedes esperar después de la operación.

 

Olvídate de los pechos de las famosas

Tus senos nuevos no van a ser como la foto que le enseñaste a tu médico. Cada mujer tiene una estructura diferente y el mismo tamaño y forma de los implantes puede verse completamente diferente en personas diferentes. Mantén tus expectativas razonables y escuche a su médico. Si un cirujano promete milagros y le dice que se verá exactamente lo que le gustaría obtener, es posible que desee solicitar una segunda consulta con otro cirujano.

Las expectativas poco realistas te llevarán a la desilusión, incluso si la cirugía ha sido extremadamente exitosa. Probablemente tengas una cierta idea sobre cómo se verían tus senos aumentados. Olvídate de este sueño: tu cuerpo es único y también lo serán tus nuevos pechos.

 

Los cambios pueden tener lugar a lo largo de los años

Los implantes mamarios no se ven afectados por los cambios en el peso, pero los tejidos mamarios sí que lo hacen. La falta de tejido blando que cubra tus senos hará que los implantes sean más visibles y antinaturales en apariencia. Si planeas perder peso, haz todo lo posible para conseguir esos resultados antes de la cirugía.

No hay exámenes específicos sobre la correlación entre la pérdida de peso y la apariencia de los implantes mamarios. Aún así, tener un peso saludable reducirá el riesgo de complicaciones durante la cirugía.

Para obtener los mejores resultados, puedes considerar trabajar con un entrenador personal. Coméntales que vas a someterte a una cirugía. De esta forma, el entrenador tendrá una mejor idea sobre los tipos de ejercicios en los que te debes enfocar.

 

Las estrías mamarias

Las estrías postoperatorias son un posible efecto secundario de la cirugía. Las estrías raramente aparecen de acuerdo con los cirujanos, pero existen factores que aumentan el riesgo de estriación cutánea.

Es más probable que tengas problemas de estrías después de la cirugía de aumento de pecho si ya tienes este problema en otras partes de tu cuerpo. Las primeras estrías aparecen en la adolescencia, cuando tu cuerpo crece rápidamente.

Los pacientes con piel delgada y las mujeres que no han dado a luz antes de la cirugía tienen más probabilidades de tener estrías. Elegir implantes enormes es otro factor de riesgo. Los implantes grandes estirarán la piel de manera significativa, afectando su elasticidad y apariencia.

 

Cambios en la textura del pecho

¿A tu pareja todavía le gustaría tocar tus pechos después de la cirugía? Los cambios en la textura del tejido son estrictamente individuales. Llevará tiempo acostumbrarse a tus nuevos pechos y tu pareja probablemente note los implantes. El tamaño, la forma y el tipo de cirugía son cruciales para la forma en que se notarán.

Los pechos de silicona son suaves, pero no se comparan con los reales. Elegir el tamaño que mejor se adapte a tu figura será muy importante para conservar esa sensación natural. Debes estar cómoda con el aumento.

 

Seguirás necesitando un sujetador

Ir sin sujetador con senos grandes después de una cirugía es un sueño para muchas mujeres, pero la verdad es que, incluso después del aumento, necesitarás un sostén. Usar el sostén correcto evita que tu piel se estire y el pecho se caiga debido al peso adicional.

Si bien la compra de un nuevo sostén es el evento más esperado después de la cirugía, deberás esperar un mes o dos antes de comprarlo. Tus implantes necesitan tiempo para establecerse en su forma y tamaño final. En la mayoría de los casos, los cirujanos plásticos recomiendan usar un sostén deportivo en las primeras semanas después de la cirugía porque te sentirás más cómoda.

 

Los implantes mamarios no son permanentes

Si bien los implantes no tienen una fecha de caducidad, son objetos extraños que deben mantenerse adecuadamente y reemplazarse si es necesario. La vida útil de los implantes varía de persona a persona. No es común que las mujeres tengan los mismos implantes por un período que exceda de 20 a 30 años.

Se pueden necesitar cirugías adicionales en caso de que no te guste el resultado de la primera operación o si deseas correcciones de tamaño y forma. Se necesitará una cirugía si hay un problema con los implantes, como una ruptura, cambios de forma o fugas. Presta atención a los cambios inusuales en la forma de tus senos o cualquier dolor extraño y consulta a tu médico de inmediato.

Visite a tu cirujano plástico regularmente para protegerte y aumentar la vida de tus implantes. La prevención es la mejor manera de mantener tu cuerpo sano y hermoso.

Deja un comentario

Top