Estas aquí
Home > News > El Registro Civil, el servicio público que nos acompaña desde el principio hasta el final de nuestra vida

El Registro Civil, el servicio público que nos acompaña desde el principio hasta el final de nuestra vida

Desde que te alcanza la memoria, has tenido acceso a educación y sanidad. También tienes una nacionalidad y unos documentos de identidad, que demuestran que perteneces a un país y que te permiten disfrutar cada día de sus beneficios.

¿Verdad que todo esto te resulta muy familiar? Pues piensa que si no fuera por tu Certificado de Nacimiento, no tendrías ninguna de estas ventajas o te habría resultado muy difícil acceder a ellas.

El Certificado de Nacimiento es un documento oficial emitido por el Registro Civil, un organismo público encargado de la emisión de otros certificados importantes como el Acta de Matrimonio o el Certificado de Defunción. Para conseguir cualquiera de estos certificados, es necesario acercarse al Registro Civil que nos corresponde por localidad y aportar una serie de datos y documentos. A día de hoy, muchas delegaciones ya permiten tramitarlos vía telemática, como es el caso del Registro Civil de Valencia (registrocivildevalencia.com).

Este tipo de certificados tiene como misión hacer oficial un hecho, como un nacimiento, una unión entre dos personas o un fallecimiento. De esta forma, los interesados tendrán acceso a una serie de servicios como ayudas y emisión de otros documentos a nivel nacional e internacional. ¿Crees que este tipo de certificados no son para tanto? Vamos a imaginar el siguiente escenario:

Naces en un hospital. Todo son alegrías y bendiciones, tus padres están muy contentos y el equipo médico ha hecho un buen trabajo. Ya han pasado unos días y volvéis a casa, no sin antes recibir la canastilla de productos y un documento que acredita que naciste en ese hospital, que tienes un nombre y unos apellidos y que tus padres son personas que también tienen identidad.

Ahora, sólo quedaría llevar ese papel al Registro Civil del municipio e inscribirte de forma oficial. Sin embargo, por unas razones o por otras, a tus padres se les olvida y pasa el tiempo sin que tengas un Certificado de Nacimiento. Para el Estado, no hay constancia de que hayas nacido. No hay documentos que acrediten quien eres, de donde eres o quienes son tus padres. No hay pistas que lleven hasta ti, así que para el país en el que vives, eres una persona que no existe.

¿Y qué pasará ahora? Cuando tus padres soliciten tu Documento Nacional de Identidad (DNI), no les será posible conseguirlo. De la misma forma, tampoco tendrás derecho a pasaporte y no podrás salir de la Unión Europea (aunque tampoco podrías moverte por los países miembros, porque sin DNI no tendrías ese derecho).

Aunque creas que por no poder viajar no pasa nada, sin un documento válido que acredite tu identidad no podrás acceder a colegios, sistemas sanitarios, becas u otras ayudas de carácter económico. Tampoco podrás abrir una cuenta en el banco, solicitar un préstamo ni acceder al mercado laboral. Sin ingresos, ni vivienda, ni ningún tipo de protección, todo será muy complicado y tendrás muchos problemas.

Puede que estés tan desesperado por hacerte un hueco en el mundo, que termines encontrándote con las personas equivocadas. Quizás consigas trabajo, pero en empleos sin contrato, mal remunerados y que pongan en peligro tu salud. Si consigues alquilar una casa, tus caseros podrían solicitarte cuotas prohibitivas por un piso cochambroso. Y en el peor de los casos, podrías caer en redes de trata de personas. Al no tener identidad, no se puede demostrar tu desaparición porque nunca has existido.

Parece un sueño aterrador, de esos que hacen que nos despertemos muy nerviosos. Después de un rato, vemos que sí existimos y que tenemos un buen trabajo, una casa cómoda y que además, nuestros hijos también pueden disfrutar de esos beneficios.

Tu certificado de nacimiento también te permitirá casarte y conseguir el certificado de matrimonio. De esta forma, también quedará constancia de tu relación con una determinada persona. Del mismo modo, cuando tengas hijos, te permitirá conseguir su certificado de nacimiento y que puedan acceder a escuelas, hospitales y otros servicios públicos.

Además, cuando todo acabe, será en el Registro Civil donde tus familiares tendrán que solicitar el Certificado de Defunción. De esta forma, se pone punto y final a tu vida y el Estado asumirá que ha perdido a uno de sus miembros. Este documento no sólo paralizará tu pensión, sino que permitirá a tus herederos recibir la parte que le corresponde de tu patrimonio. Y además, podrán hacer todas las gestiones necesarias para cancelar tus seguros, cuentas o planes de ahorro.

A través de Internet, podrás solicitar todo tipo de certificados oficiales de forma rápida y legal. Los servicios de tramitación online te permitirán ahorrar en tiempo y desplazamientos, con la seguridad de que recibirás los documentos solicitados en la comodidad de tu hogar. No lo dejes para más tarde y evita futuros inconvenientes con las facilidades que te ofrece la Red.

 

Deja un comentario

Top