Estas aquí
Home > Emprendedores > Cuáles son los miedos más comunes de los emprendedores

Cuáles son los miedos más comunes de los emprendedores

Tanto en Valencia como en toda España en general llevan años tratándose de incentivar a los emprendedores con tal de que no desistan en su empeño de crear nuevos negocios, impulsando así la economía del país. Sin embargo, los resultados distan de ser los esperados.

La crisis económica no es lo único que da pie a que los emprendedores no terminen de ‘lanzarse a la piscina’, sino también una serie de miedos a los que se ven obligados a hacer frente. En Valencia Business hemos repasado aquellos que son más comunes, aportando adicionalmente las soluciones para lidiar con dicha clase de temores.

Falta de formación

Sea cual sea la edad que tenga el emprendedor en cuestión, uno de los principales miedos hace referencia a la formación. Sin ella es difícil que cualquier persona se vea preparada para crear desde cero un negocio, indistintamente del sector al que el mismo vaya a pertenecer.

De hecho, el miedo se apodera incluso en caso de contar con una cierta formación, considerando el individuo que no cuenta con una específica. Por este motivo tantas personas terminan inscribiéndose en el Master en Valencia que, a día de hoy, está considerado como imprescindible para emprender.

Y no es para menos, puesto que en las lecciones y prácticas que tienen lugar se interiorizan todos y cada uno de los conocimientos que posteriormente se necesitarán para llevar el negocio a buen puerto.

Nadie nace enseñado, por lo que todo emprendedor que se precie debe pasar por un período de aprendizaje. Eligiendo una formación sólida de 360º, ejemplificándolo el Master anteriormente sacado a colación, se obtienen unos resultados óptimos. Tanto es así que se ha acabado convirtiendo en un MBA recomendado también para vencer otros miedos como los que describiremos a continuación.

Escasa confianza en uno mismo

Por desgracia, los miedos más comunes de los emprendedores forman una especie de cadena que se retroalimenta. Así lo demuestra el descrito en anteriores líneas y la falta de autoconfianza. ¿A qué es debida esta carencia de seguridad? No solo es fruto de no tener experiencia, sino también de la indisposición de formación.

¿Seré capaz de administrar todos los aspectos que han de gestionarse debidamente en un negocio? ¿Podré lidiar con las dificultades cuando surjan a pesar de no contar con conocimientos específicos? Este tipo de dudas van mermando la confianza en uno mismo, dando pie a que en la decisión final el emprendedor se eche atrás, olvidándose así de la idea de crear un nuevo negocio.

Por este motivo se recomienda fervientemente optar por una buena formación que aleje de la mente del emprendedor cualquier indicio de temor sobre las capacidades propias de abordar los problemas –los cuales innegablemente acaban surgiendo, aunque con los conocimientos adquiridos en un buen Master in Business Administration son solucionados óptimamente–.

Posible fracaso

Retomando la cadena de miedos llega uno de los eslabones finales: el miedo al fracaso. Por muy positivo que intente ser un emprendedor, siempre le ronda en la cabeza la posibilidad de que todo acabe yéndose al traste, principalmente por creer que tarde o temprano terminará errando en alguna decisión o acción efectuada.

Pero, ¿a qué tipo de fracaso nos referimos? Principalmente guarda relación con el ámbito económico. Un claro ejemplo se resume en no poder afrontar los pagos que derivan de toda clase de negocio: proveedores, trabajadores, etcétera.

Otra muestra de ello está relacionada con el sentimiento de decepción trasladado a familiares, amigos y conocidos en general a causa del posible fracaso que tienen en mente. Dicho temor se ve potenciado más si cabe en caso de que algún allegado ayude económicamente al emprendedor, lo cual es bastante habitual hoy en día precisamente por falta de medios al dar comienzo a la andadura empresarial.

¿Qué sucede en caso de apuntarse a un Master en Administración de Empresas? Optando por uno como el que tiene lugar en la Cámara de Comercio de Valencia se accede a un programa formativo pensado para, entre otros aspectos, dotar al emprendedor de las capacidades y habilidades necesarias con tal de hacer una óptima planificación monetaria, abordando a su vez las adversidades de liquidez que puedan surgir.

Para ello se analiza el entorno económico a nivel nacional e internacional, proceden a interiorizarse una serie de conceptos básicos y posteriormente el alumno se adentra en la dirección financiera. De esta manera pasa a ser capaz de gestionar la tesorería, averiguar qué costes indirectos acarrea cada producto y, en definitiva, lograr que en términos económicos el negocio prospere.

Como podemos ver, todos los miedos están directamente relacionados con la falta de conocimientos, los cuales pueden ser adquiridos a través de un MBA. Afortunadamente en Valencia se imparte uno de los mejor valorados a nivel nacional, por lo que numerosos emprendedores se matriculan en él, viendo así despejados todos los temores que les impedían embarcarse en una aventura empresarial muy gratificante y enriquecedora.

Deja un comentario

Top