Estas aquí
Home > Posts tagged "Grupo RiberaSalud"

“Buenos tiempos” para la colaboración “mixta”

Los tipos de colaboración más frecuentes entre la sanidad pública y la privada son los conciertos, el mutualismo administrativo (el llamado modelo Muface, para personal de la administración pública) y las concesiones que incluyen la gestión de servicios sanitarios (el modelo Alzira). Las principales clínicas sanitarias españolas, especialmente las de Valencia y Madrid, están abiertas a la colaboración con el sistema público, y para las administraciones, estas operaciones mixtas pueden suponer un alivio para las maltrechas arcas autonómicas. «Las medidas de recorte eran decisiones obligadas, pero no son suficientes», asevera Ignacio Riesgo, director de Sanidad de la consultora PwC. «Hace falta un cambio desde la estructura y es el momento de relanzar la colaboración público-privada. La gestión privada de servicios es compatible con la financiación mayoritariamente pública y el derecho de cobertura universal», afirma Riesgo. La clínica madrileña La Luz es un ejemplo de centro privado tradicional que se ha incorporado a la propuesta de colaboración mixta. Así lo explica su director gerente, Joaquín Martínez: «En el último año hemos empezado a tener conciertos con el sector público de Castilla y León para la realización de Pet-Tac, y con la administración madrileña para la realización de exploraciones radiológicas». El aumento de pacientes implica una

Ampliar la gestión público-privada reduciría un 42% el déficit sanitario

Los expertos calculan que con una central de compras privada, la gestión privada de ciertos servicios y la revalorización de las infraestructuras se ahorrarían 13.000 millones por año  El Sistema Nacional de Salud (SNS) podría ahorrar más de 13.000 millones de euros anuales si “abriera la puerta” a nuevas fórmulas de gestión público-privada, como la creación de una central de compras sanitaria privada, la gestión privada de ciertos servicios hospitalarios o la revalorización de las infraestructuras sanitaria públicas que se iniciaron en la etapa de crecimiento económico, según se desprende las conclusiones de un informe elaborado por la compañía de auditoría y asesoramiento legal Russell Bedford. Para los expertos de esta firma, con estas fórmulas se podría rebajar un 42 por ciento el déficit de 31.500 millones de euros registrado por las autonomías en 2011, así como reducir un 25 por ciento el presupuesto sanitario nacional de 53.500 millones de euros anuales y dejar en la mitad el coste sanitario por paciente en los hospitales públicos, que oscila entre los 1.100 y los 1.600 euros, dependiendo de la comunidad autónoma. El informe, que pone como ejemplo de buenas prácticas el Modelo Alzira y descarta la implantación del copago, apuesta por la creación

Top