Estas aquí
Home > Es noticia > Gafas “ojo de gato” para los atrevidos de siempre

Gafas “ojo de gato” para los atrevidos de siempre

“Ojos de gato” se han denominado las gafas que se impusieron desde los años 50

Las gafas de sol y las gafas graduadas hacen una parte importante en el fascinante mundo de la moda

Una parte del fascinante y excéntrico mundo de la moda son las gafas de sol y las gafas graduadas, además de ser un accesorio importante para nuestra vista y para los ojos de los demás.

Unas gafas al estilo Hollywoodense para sensuales secretarias del celuloide han aparecido tras “Mirada felina, La gata vanidosa”.
En la actualidad, se está imponiendo la estética de los años 50, especialmente con las gafas de sol y gafas graduadas del estilo “ojos de gato”. Un pretexto ideal para conseguir un par.
Todo comenzó gracias a la serie de televisión llamada Mad Men, donde se recuperan las monturas ojos de gato. Luego se implantan estos modelos para las artes decorativas, como un valor añadido a la estética. En 1870 la industria de la óptica añade el cine a su lista de materiales y así se crean monturas con nuevas formas.
Durante los años 40, muchas de las gafas eran piezas decorativas que se usaban y se quitaban con facilidad, como si se tratara de elementos adicionales. En esa época se pensaba en adaptar la montura al look, como por ejemplo las famosas gafas que usó Elsa Schiaparalli en 1956.
Hoy, las gafas graduadas y las gafas de sol toman parte de una tendencias en cualquier ámbito.
Por su parte, Marilyn Monroe representó un ícono de ventas, cuando la pantalla grande la convirtió en la mayor representante de la moda. El diseño de las gafas en ese tiempo eran el centro de las miradas, sobre todo de los que buscaban tendencias en las actrices de Hollywood.
La versión ojo de gato marcó una estética en los años 50 y en la actualidad, las gafas retro y vintage son admiración del público, cada vez más exigente.
Si te atreves a lucir unas gafas de sol ojos de gato, no dudes en ingresar a la tienda online de Óptica Bassol.

 

Deja un comentario

Top