Estas aquí
Home > Empresas > Alberto de Rosa: «Estoy convencido de que veremos el modelo Alzira implantado en CLM»

Alberto de Rosa: «Estoy convencido de que veremos el modelo Alzira implantado en CLM»

Desde que el Partido Popular llegó al poder en la región, el futuro de la sanidad anda de puntillas sobre la ‘cuerda pública’ y se encamina cada día más hacia el modelo de gestión público-privada. El que más suena es el conocido como modelo Alzira. Toma su nombre, explicó a La Tribuna el director general del grupo Ribera Salud, Alberto de Rosa, de la localidad valenciana en la que se construyó el primer hospital público gestionado bajo la modalidad de concesión administrativa, el Hospital de La Ribera, en Alzira, que impulsado por la Generalitat Valenciana se inauguró en 1999.

Contrariamente a lo sostenido por algunos, no se trata de un modelo nuevo o desconocido. Rosa explicó que ya funciona en otras comunidades autónomas -Valencia y Madrid– e incluso se está exportando a otros países.

Como ejemplo de que el debate entre sanidad pública y privada debe de superarse, aunque confesó «que todavía tendrá que pasar muchos años», recordó que en el tema del agua ya existen concesiones administrativas, también en la construcción de carreteras o en el área energética. «Los resultados -que el modelo Alzira obtiene en las comunidades donde está implantado- son muy positivos y muy valorados por la población». Al respecto, apuntó que el 20 por ciento de los valencianos ya son tratados médicamente en hospitales público-privados; y el 15 por ciento de los madrileños. Asimismo, detalló que las últimas encuestas realizadas por el grupo demuestran que el 91% de los pacientes valora «como muy satisfactorio» este modelo sanitario y el 94% desconoce si es de gestión pública o privada. «Al ciudadano no le preocupa quién gestiona sino cómo se gestiona», añadió.

Preguntado sobre la posible implantación de este modelo en Castilla-La Mancha, Rosa reconoció haber mantenido reuniones con la Junta de Comunidades. «El Gobierno está recogiendo la experiencia de Valencia y de Madrid. Estoy convencido de que vamos a ver el modelo implantado en Castilla-La Mancha, y en otras comunidades también», añadió.

Por último, y ante las críticas llegadas desde la oposición -que califica el modelo Alzira como el más radical de los modelos de privatización existentes en España- Rosa consideró que lo que se está cuestionando no es el modelo sanitario «en sí» -la sanidad seguirá siendo gratuita-, sino su gestión que «se ha quedado anquilosada».

LAS CLAVES DEL MODELO ALZIRA

Financiación pública. El sistema de contraprestación se basa en un pago capitativo. La Administración paga a la empresa concesionaria una cantidad anual fija y preestablecida por cada uno de los habitantes adscritos.

Propiedad pública. En todo momento se garantiza la naturaleza pública del servicio de salud. El centro objeto de concesión es un hospital público, construido en suelo público y perteneciente a la red de hospitales públicos.

Control público. La empresa concesionaria está sujeta al cumplimiento de las cláusulas establecidas en el pliego de condiciones. La Administración tiene capacidad de control y de inspección, así como la facultad normativa y sancionadora. Si el paciente está disconforme con la atención recibida el Sescam, en este caso, penalizará económicamente al hospital.

Prestación privada. La prestación del servicio sanitario se adjudica durante un periodo de tiempo preestablecido a una empresa concesionaria, que se compromete a la buena marcha y gestión del servicio público.

Amplitud de horarios. Los quirófanos y las consultas funcionan mañana y tarde e incluso sábados.

Ahorro. El gasto es notablemente inferior, pudiendo el Gobierno regional destinar los recursos a otras partidas. Le supone, según datos de la Consejería, un ahorro en torno al 25% respecto a los centros gestionados directamente por la Administración.

Fuente: Grupo RiberaSalud

Deja un comentario

Top