Estas aquí
Home > Posts tagged "“OAK House School”"

El equipo de Oak House School finalista en la IV Competición Catalana de Miniempresas

SKÅL es la miniempresa, formada por Erik S., Artur S., José M., Alicia M. y Carmen G. y Pablo L., que ha desarrollado una pinza para cerrar envases que incorpora una pequeña pizarra, útil para anotar aquello que ayude conservarlo mejor, como la fecha de caducidad o una nota recordatoria   El 15% de los jóvenes que han participado en el programa miniempresas termina creando su propia empresa   La  IV edición de la Competición Catalana de Miniempresas ha tenido lugar en Barcelona. Más de 300 miniempresas formalizadas por alumnos de secundaria se han presentado al certámen. Esta competición, que forma parte del programa de emprendimiento de Junior Achievement en España, anima que que los estudiantes desarrollen un producto real, buscando financiación, y que elaboren una previsión de ventas, de cuenta de resultados, estudio de mercado y un sin fin de actividades que les permiten poner en práctica lo que han aprendido sobre el mundo de la empresa durante el curso.   Pinza para cerrar envases 23 finalistas han presentado sus proyectos entre los que se encuentran gran variedad de productos de uso para la vida diaria, un ejemplo es el  SKÅL de Oak House School. Esta miniempresa, formada por Erik S.,  Artur S., José M., Alicia M., Carmen G.

Drama, una asignatura que potencia la autoconfianza y seguridad en los estudiantes

En el colegio de Barcelona Oak House School imparten esta asignatura que permite desarrollar la creatividad, las habilidades de negociación y el pensamiento crítico de los alumnos. Se trata de una materia del sistema curricular británico   El año pasado, el informe de la OCDE (*), ponía de manifiesto la falta de destreza de los jóvenes españoles en la resolución de problemas cotidianos y en creatividad.   Tal y como sostienen desde Oak House School, la gestión de los conflictos, el pensamiento crítico y la creatividad son claves en la vida diaria. En este colegio inglés se imparte una asignatura que desarrolla esas capacidades, entre otras. Se trata de Drama, una materia curricular británica en la que uno de los principales objetivos es ofrecer la oportunidad de explorar y experimentar situaciones reales y ficticias que den sentido al  funcionamiento del mundo que les rodea.   Drama es una actividad social que requiere que los estudiantes trabajen en cooperación como parte de un grupo.   A través de Drama, se sumerge a los participantes en contextos desafiantes que les empuja a potenciar la creatividad, la asunción de riesgos, el desarrollo de pensamiento crítico y en habilidades de negociación, muy útiles en la resolución de conflictos y en su vida

Claves para despertar el interés en las ciencias

Según datos del ministerio de Educación, disminuye de forma significativa el número de estudiantes en la rama de Ciencias con una tasa de variación decenal del -25,3% lo que significa que esta rama en los últimos cuatro años ha perdido uno de cada cuatro estudiantes.  Si nos fijamos en lo que ocurre con las escuelas de  ingeniería y arquitectura observamos que la tasa de variación decenal del -23,3.  Es llamativo que siendo la rama de ciencias la más activa en términos de investigación y desarrollo, sea la que consigue atraer cada vez menos vocaciones.   Las ciencias suelen ser el tipo de asignatura “hueso” que muchos alumnos encuentran aburrida y por la que algunos sienten incluso aversión.  Sin embargo, es un temario básico para el desarrollo intelectual del niño y fundamental en su educación escolar. Por este motivo, mejorar su comprensión y hacerla más atractiva para los estudiantes es muy importante y no parece tarea fácil.   En Oak House School han desarrollado una metodología para fomentar el gusto por las ciencias que viene produciendo excelentes resultados.  En los últimos años la media de alumnos que se decantan por carreras de ciencias ha sido del 65%.(*)   Según explican desde el centro, una de las bases

Cuentos escritos a contrarreloj

Oak House School organiza la segunda edición de “Contes a l´esprint”, una actividad interescolar en la que se propone un reto: escribir en equipo y a contrarreloj una historia Cerca de 2500 alumnos de 10 colegios de la provincia de Barcelona participarán en un proyecto en el que el objetivo es fomentar la creatividad Escribir suele ser actividad individual que exige tiempo y concentración y que puede suponer un reto ante el temido bloqueo del escritor. ¿Y si esa situación se da en equipo y con un tiempo fijado? Con el objetivo de fomentar la creatividad y el trabajo en equipo de los alumnos, Oak House School ha lanzado la actividad interescolar “Contes a l´esprint”. Se trata de una iniciativa que propone un reto: escribir en equipo, en menos de dos horas, una historia y, al mismo tiempo, representar de forma física algún elemento del cuento.   “Tenemos la necesidad de provocar en los estudiantes la pérdida de miedo a la temida página en blanco”, comenta Helena Erviti, una de las profesoras creadoras del proyecto. Los retos del proyecto están basados en problemáticas reales a las que se enfrenta comúnmente un escritor: no saber por dónde comenzar, engranar argumentos o dar personalidad propia a

Top